49 consejos para mantener la privacidad en Internet [2017]

Los datos personales se han convertido en un bien muy valioso y en muchos casos se desconocen los conceptos básicos de seguridad en las redes sociales donde se comparten ignorando las consecuencias.

49 consejos para mantener la privacidad en Internet [2017]

Una vez que la información está disponible públicamente permanecerá en Internet generando muchos problemas.

El causa de esos problemas no solo son los datos que el propio usuario ha publicado voluntariamente sino también los que se facilitan a empresas y los datos que las empresas consiguen por otros medios.

 

¿Qué se considera información personal?

 

La información personal no solo son datos de nombre, dirección, teléfono y números de tarjetas de identificación personal. También se incluyen los datos de afiliación política, religión, género, orientación sexual, raza, color, historial médico, localización geográfica, lugar de nacimiento, educación, cumpleaños, edad, etc.

Otros datos privados que no deberían facilitarse son números de tarjetas de crédito, cuentas bancarias, situación económica, relaciones personales, intereses, actividades, historial de páginas web visitadas, fotos, vídeos, mensajes, etc

 

¿Quienes quieren conseguir esta información?

 

Son muchos los interesados en conseguir dicha información por cualquier medio, entre los cuales están :

  • Chantajistas.

  • Acosadores.

  • Ladrones de identidad.

  • Pederastas.

  • Corredores de datos personales.

  • Compañías de marketing.

  • Redes sociales.

  • Buscadores de Internet.

  • etc.

 

Conviene aclarar que no todas las empresas que se dedican a alguno de estos conceptos se comportan de manera abusiva y algunas de ellas se distinguen por el respeto a los derechos de sus usuarios.

Tampoco hay que dejarse confundir por el precio de un producto o servicio. No todos los servicios gratuitos tienen comportamientos abusivos ni todos los de pago respetan a los usuarios.

 

¿Cómo consiguen la información?

 

Facilitada por el propio usuario : En muchos casos la facilitan los propios usuarios que consciente o inconscientemente han consentido ceder sus datos al darse de alta en servicios. Algunos de estos servicios permiten a los usuarios publicar texto, fotos y vídeos que también son accesibles por todo el mundo.
 

Vulnerabilidades e infecciones : En otras ocasiones la información se obtiene aprovechando problemas en la seguridad del software o de las vías de comunicación usadas. También se suele usar software malicioso que infecta el ordenador o teléfono móvil con el propósito de extraer dicha información.
 

Robos : Algunas veces las empresas son las víctimas de ladrones que extraen grandes cantidades de información sobre empleados y clientes de sus bases de datos.

 

cámara de seguridad

 

¿Cómo puede les puede afectar a los propietarios de esta información?

 

Algunas consecuencias son obvias como extorsiones y amenazas pero otras son más sutiles :

  • Publicidad sospechosamente personalizada.

  • Ofertas de trabajo denegadas.

  • Préstamos o hipotecas denegadas.

  • Alquileres denegados.

  • Etc.

 

Hoy en día todo el mundo realiza búsquedas en Internet usando el nombre de otras personas como precaución antes de iniciar cualquier tipo de negocio.

Si dicha persona no ha sido cuidadosa y ha compartido públicamente fotos, vídeos o mensajes inaceptables se puede encontrar en los casos más extremos con que la única opción para conseguir un trabajo es cambiar de nombre.

 

Recomendaciones generales

 

  1. No revelar información personal a no ser que sea absolutamente necesario. Recordar que todo lo que se envía a Internet puede permanecer allí durante años.

  2. Usar datos falsos en todos los servicios donde no sea imprescindible dar los datos privados : foros, juegos, chats, etc.

  3. Desconfiar de todos. No confiar de aquellos servicios que ofrecen algún tipo de recompensa por introducir datos personales, ni siquiera una dirección de email. Tampoco confiar en ningún servicio o mensaje que asegure pertenecer a determinado servicio y pida datos personales.

  4. Leer la política de privacidad de todos los servicios y productos. Evitar los que rastrean a sus usuarios o tienen un dudoso respeto por su privacidad. Entre los que suelen ser menos respetuosos están los buscadores de Internet, las redes sociales y los proveedores de Internet.

  5. Usar varias claves difíciles de adivinar y cambiarlas periódicamente. Lo más seguro es crear claves de más de 6 letras usando una pequeña frase que incluya algún número o signo. No usar jamás fechas de nacimiento, números de teléfono, DNI o similares como clave.

  6. Nunca usar fotos propias como icono identificativo o avatar. De nada sirve usar datos ficticios si se puede reconocer el rostro del autor.

  7. Usar conexiones seguras. Por la misma razón que no se debe decir nada personal en las postales, no se debería usar ningún servicio sin seguridad en las comunicaciones. En los navegadores web se suele distinguir por un candado en la casilla de la dirección.

  8. No confiar en los ordenadores del trabajo ni en los públicos. Dar por sentado que se controla toda la información recibida y enviada desde esos ordenadores.

  9. Evitar los puntos de acceso Wi-Fi públicos. Incluso si necesitan una clave para usarlos hay que ser consciente de que no es seguro enviar información privada a través de ellos.

  10. Usar servidores DNS de confianza. Algunas empresas permiten usar sus servidores DNS pero registran toda las actividades de sus usuarios cuando los usan. Tres ejemplos de servidores DNS gratuitos que respetan la privacidad de los usuarios y no censuran direcciones son :

  1. Usar la encriptación más segura en el Wi-Fi o desactivarlo completamente si no se usa. Se han descubierto numerosos problemas en la seguridad de varios sistemas de encriptación usados por las redes Wi-Fi. Lo más seguro para evitar intrusos en nuestra red es desactivar las redes Wi-Fi y usar redes cableadas.

  2. Mantener actualizado el sistema operativo y todos los programas. Muchos virus y troyanos utilizan los problemas de seguridad descubiertos recientemente para infectar a sus víctimas.

  3. Hacer copias de seguridad con regularidad. Es muy importante hacer copias de seguridad para evitar perdidas de datos en caso de problemas de seguridad o de hardware.

  4. Instalar un cortafuegos y un antivirus. Comprobar regularmente que no hay infecciones en el ordenador y mantener actualizadas las definiciones de los virus.

  5. No usar software ilegal. Los cracks, parches, generadores de claves, etc. suelen estar infectados con software malicioso.

  6. Desactivar la compartición de archivos en red de Windows. Si no se comparten archivos en la red local es muy recomendable cerrar esta característica para prevenir que los intrusos accedan a los datos privados.

  7. Borrar los datos antes de vender o tirar a la basura los ordenadores. Es muy recomendable utilizar alguna utilidad que borre en profundidad todos los dispositivos de almacenamiento. Formatear es insuficiente ya que se pueden recuperar gran parte de los archivos.

  8. No usar jamas ningún dispositivo que se ha encontrado cerca de la entrada del trabajo o domicilio. En algunos casos incluyen software malicioso para robar información de competidores o causar daños en su red de ordenadores.

  9. No usar una cuenta de administrador en Windows. Siempre que sea posible es más seguro usar una cuenta con menos privilegios. Tampoco se debería desactivar el control de cuentas de usuario de Windows.

  10. No instalar aplicaciones que identifican o localizan al usuario. Algunas aplicaciones identifican al usuario gracias al número de serie del dispositivo, CPU o placa madre. Otras aplicaciones calculan la posición geográfica gracias al GPS, las señales Wi-Fi o las antenas de telefonía móvil.

  11. Desactivar el Bluetooth. Si no se usa ninguna función de Bluetooth es muy recomendable desactivarlo para cerrar otra vía de entrada a los intrusos.

  12. No guardar información privada en el teléfono.

 

seguridad en internet

 

Recomendaciones con el email

 

  1. Crear varias cuentas de email con información falsa. Con esta lista de proveedores de email gratuitos se pueden crear fácilmente cuentas de correo con proveedores que respetan la privacidad de sus usuarios. Es muy recomendable usar direcciones de email con datos falsos para darse de alta en servicios poco importantes. No se debe usar jamás la dirección del trabajo para temas privados. En algunos casos incluso se pueden usar direcciones de email de usar y tirar de 10minutemail.com.

  2. No responder al spam. Bajo ningún concepto se debe responder a los mensajes de correo basura, descargar las imágenes de esos mensajes, hacer clic en sus enlaces o abrir sus archivos adjuntos.

  3. No confiar en ningún mensaje que aparentemente provenga de una empresa de confianza y pida datos personales. Prestar atención al verdadero origen de los emails y tener cuidado con los archivos vinculados.

  4. Enviar mensajes encriptados. Si se encripta el texto de los mensajes se hace mucho más difícil que alguien obtenga información privada. Una de las posibles soluciones es usar GnuPG

  5. Reconocer los mensajes fraudulentos. Algunos de los fraudes más comunes tienen que ver con ofertas de negocios, productos farmacéuticos, loterías, etc.

 

Recomendaciones con el navegador web

 

  1. Borrar cookies, histórico de navegación y caché del navegador regularmente para hacer más difícil que identifiquen al usuario.

  2. No confiar en la navegación privada. El modo de navegación privada o modo incógnito solo evita que el navegador almacene datos de navegación como cookies, cache o historial durante esa sesión, pero los datos facilitados a las páginas web o interceptados por un intermediario durante esa sesión siguen almacenados en Internet.

  3. Activar la opción "Do Not Track". Aunque solo informa de que el usuario no desea ser rastreado y algunos servicios lo ignoran, otros si que respetan los deseos del usuario.

  4. Desactivar el envío de “Referer”. Esa información permite al servidor web registrar cual fue la anterior página web que visitó el usuario y se puede utilizar con propósitos comerciales.

  5. Desactivar las funciones de localización geográfica. Si estas funciones están disponibles es conveniente desactivarlas aunque se puede obtener la misma información por la dirección IP del usuario.

  6. No identificarse en páginas web usando las credenciales de redes sociales. Si se identifica con esas credenciales les permite rastrear sus actividades. Es mucho más seguro registrarse en esos sitios web usando varias cuentas de email con datos falsos.

  7. Cerrar las sesiones cuando se termina de usar una página web. Los botones de “me gusta”, “+1” o “compartir” de las redes sociales pueden usarse para hacer un seguimiento de los usuarios.

  8. Minimizar los datos distintivos del navegador. Recientemente se están utilizando muchos más parámetros del navegador para identificar al usuario como las fuentes instaladas, el agente de usuario, los complementos instalados, resolución de la pantalla, etc. Se recomienda no hacer cambios a estos parámetros predeterminados para que sea más difícil distinguir al usuario.

  9. Deshabilitar el Flash en los navegadores y activarlo solo cuando es necesario. El complemento de Flash también almacena cookies que identifican a los usuarios.

  10. No dar información privada como respuestas a las preguntas de seguridad. Usar información falsa en las respuestas.

  11. Usar proxies de confianza. Aunque en algunos casos pueden ser una solución válida para navegar anónimamente o saltarse controles de navegación, en algunos casos registran toda la información enviada y recibida a través de ellos.

  12. Usar redes privadas virtuales (VPN) de confianza. Al igual que los proxies, las VPN pueden ser una solución válida para navegar anónimamente pero en algunos casos registran todos los datos recibidos y enviados por sus usuarios.

  13. Evitar las páginas web con contenidos ilegales. Suelen estar acompañadas de software malicioso que infecta el ordenador.

redes sociales

 

Precauciones con las redes sociales

 

  1. Si es posible, no usar redes sociales. La principal fuente de ingresos de muchas de las redes sociales suele ser los anuncios. Usan toda la información que pueden conseguir sobre sus usuarios para mostrar anuncios personalizados.

  2. Limitar la información personal facilitada al darse de alta o publicada en mensajes, fotos y vídeos. Solo enviar información sensible a familiares y amigos en la vida real.

  3. Rechazar solicitudes de amistad de desconocidos para evitar mostrarles la información privada disponible a miembros de la familia y amigos cercanos.

  4. Controlar la información compartida por otras personas sobre uno mismo. Aunque cada usuario controle lo que comparte, otros usuarios podrían compartir fotos o vídeos comprometedores sobre usted.

  5. Mantener a los jefes y compañeros de trabajo fuera de la lista de amistades. Por la misma razón que no se deberían aceptar peticiones de amistad de desconocidos, tampoco se deberían permitir que jefes y compañeros de trabajo vean mensajes, fotos o vídeos privados. Internet está llena de anécdotas de personas que olvidan que sus jefes ven todo lo que publican.

  6. Eliminar las etiquetas de las fotos o vídeos. Las etiquetas son otro método más para realizar un seguimiento de los usuarios.

  7. No añadir información sobre la localización desde donde se escribe. No solo es poco recomendable compartir esa información privada sino que es peligroso porque podrían usarla ladrones para robar en periodos vacacionales.

  8. Cerrar las cuentas de redes sociales en desuso. Borre todos los contenidos y no se arriesgue a dejar información personal anticuada.

  9. Desactivar la opción para poder ser encontrado en las búsquedas.

Español