20 Trucos Para Acelerar Internet Y Su Navegador Web

Un ordenador en malas condiciones o una conexión a Internet deficiente pueden tener efectos desastrosos sobre la velocidad de navegación. Este artículo le ayudará a arreglar los problemas más comunes para optimizar el rendimiento de su ordenador, su conexión a Internet y su navegador web.

20 Trucos Para Acelerar Internet Y Su Navegador Web

Infecciones de malware. Es muy recomendable tener instalado un cortafuegos y un antivirus, mantenerlos actualizados y comprobar periódicamente que no hay ninguna infección.

Otros programas usando la conexión a Internet. Se deberían cerrar los programas de descargas P2P para evitar que la conexión a Internet se sature.

Otros usuarios usando la misma conexión. Si hay más usuarios utilizando la misma conexión a Internet es posible que la estén colapsando. En tal caso, solo se puede pedir que moderen el uso de Internet. Si se usa Wi-Fi asegurarse de que configura su router para usar la encriptación más segura y cambie su clave regularmente.

Sobrecalentamiento

Sobrecalentamiento del ordenador. Algunos ordenadores bajan automáticamente su rendimiento para evitar daños si la temperatura de la CPU es muy alta.
Conviene limpiar el interior del ordenador y verificar que el aire circula sin obstáculos. Limpie todo el polvo de los disipadores y ventiladores. En algunos casos es recomendable usar un disipador y ventilador de mayor tamaño para la CPU.

Uso excesivo de CPU o RAM. Si hay demasiados programas funcionando o los que hay funcionando requieren demasiada memoria RAM, notaremos que todo el sistema se hace más lento. Conviene cerrar o desinstalar todos programas, servicios y gadgets de escritorio que no sean imprescindibles. Como último recurso también se puede optar por instalar más memoria RAM o actualizar la CPU.

Múltiples pestañas

Demasiadas pestañas abiertas en el navegador. Si el número de pestañas abiertas en el navegador es excesivo el rendimiento del ordenador puede verse afectado.

Páginas web demasiado complejas. Algunas páginas hacen un uso excesivo de flash, javascript o de las animaciones. Lo recomendable es desactivar el Flash en la configuración del navegador y en casos extremos, cambiar el “agente de usuario” para identificarse como un teléfono móvil. Con esto recibiremos páginas más sencillas que se muestran de manera mucho más rápida.
Un ejemplo de agente de usuario de teléfono móvil puede ser este :
Mozilla/5.0 (Linux; Android 6.0.1; SM-G920V Build/MMB29K) AppleWebKit/537.36 (KHTML, like Gecko) Chrome/52.0.2743.98 Mobile Safari/537.36

Páginas web alojadas en servidores lentos o lejanos. Lo único que se puede hacer en estos casos es buscar alguna otra página similar alojada en un servidor más rápido, preferiblemente de un país o continente más cercano.

Caché del navegador vaciada con demasiada frecuencia. La caché tiene como objetivo evitar tener que volver a descargar los elementos de las páginas web para acelerar la navegación. Cada vez que se vacía la cache se obliga al navegador a descargar de nuevo todos los elementos.

Lentitud del DNS. Hay muchos servidores DNS alternativos en caso de que los que tiene el proveedor de Internet no funcionen bien. Algunos de esos servidores tienen características muy interesantes como por ejemplo : Respeto total por la privacidad del usuario, ausencia de censura, filtrado de anuncios…
Se pueden encontrar algunos servidores DNS aquí :

Fallo de hardware o problemas de fragmentación en el disco duro. En los discos duros de tipo HDD el rendimiento puede bajar mucho si los archivos están fragmentados o si hay problemas de hardware. Se recomienda desfragmentar el disco duro y comprobar errores cada varios meses. La solución óptima es usar discos duros de tipo SSD que no requieren desfragmentación y tienen una velocidad muy superior a los HDD.

Para desfragmentar o hacer comprobaciones de disco hay que seguir estos pasos :

  1. Hacer clic en el “Menú de inicio”.
  2. Seleccionar el “Explorador de archivos”.
  3. Hacer clic derecho sobre el “Disco local” y seleccionar “Propiedades”.
  4. Ir a la pestaña de “Herramientas” y encontrará varios botones para comprobar el estado ese disco o desfragmentarlo. En algunas versiones de Windows lo llaman “Optimizar ahora”.

Disco duro

El duro lleno está lleno. Windows se ralentiza mucho cuando el disco duro está muy cerca de llenarse. En el caso de las unidades de tipo SSD este fenómeno ocurre mucho antes de llenarse por completo. Desinstale todos los programas que no utilice y mueva todos los documentos, fotos y vídeos a otro disco duro.

Archivos corruptos del sistema operativo. En este caso se puede intentar reparar los archivos del sistema con el comando “sfc /scannow” como explica Microsoft. También puede reparar el registro con CCleaner pero los resultados no siempre son satisfactorios. La mejor solución suele ser la reinstalación de Windows después de haber hecho una copia de seguridad de todos los documentos.

El plan de las opciones de energía en Windows baja el rendimiento de la CPU. Algunos planes de energía en Windows degradan el rendimiento de la CPU. Si no le importa el consumo de batería, se puede activar el plan de alto rendimiento en la sección de “Opciones de energía” del panel de control de Windows.

Router Wi-Fi

Baja potencia de la señal Wi-Fi. Si la distancia o los obstáculos entre el ordenador y el router son excesivos, la conexión a Internet parecerá mucho más lenta. Para solucionar este problema se suele recomendar cambiar la posición del router a otro sitio más céntrico o usar repetidores Wi-Fi.

Interferencias en la señal Wi-Fi. Si hay otros routers Wi-Fi en las cercanías, quizás estén usando la misma frecuencia que el suyo y eso genera graves caídas de velocidad. En tal caso hay que configurar el router para que emita por un canal que nadie use. Si la banda de 2,4GHz está congestionada no dude en usar la banda de 5GHz porque suele estar infrautilizada. También es posible que otros dispositivos como hornos microondas, teléfonos inalámbricos, vigilabebés o altavoces inalámbricos sean la causa de interferencias en Wi-Fi.

Cableado telefónico

Problemas de sincronía ADSL/VDSL. En caso de proveedores de Internet que usan ADSL o VDSL puede haber problemas con la estabilidad de la conexión causados por la distancia a la centralita, características del cableado o interferencias. En esos casos se puede intentar solucionar el problema mejorando la instalación del cableado interior, actualizando el firmware de su router o usando una tecnología de conexión a Internet más estable con otro proveedor de Internet.

Proveedor de Internet con demasiados clientes. Los proveedores de Internet pueden tener unas instalaciones insuficientes para dar un servicio adecuado a todos sus clientes y en esos casos se suele notar como la velocidad cae en horas punta. En este caso, la única solución es cambiar de proveedor.

Repetidor de telefonía móvil

Modem USB o teléfono móvil con mala cobertura. Tanto si se usa un modem USB, como si se usa un teléfono móvil que actúe como punto de acceso Wi-Fi para conectarse a Internet, hay que situarlos en algún lugar con buena cobertura de la red móvil.

Problemas de velocidad de proxies o redes privadas virtuales (VPN). El uso de esos servicios hace que la navegación sea anónima y sin censura pero en algunas ocasiones se pierde velocidad y estabilidad. Para mejorar su experiencia en Internet cambie a otro servidor proxy o VPN, o desactívelos por completo.

Español